Reign_MBR_2

La nueva Reign 27.5 gana el test de MBR

En un extenso test al grupo de las mejores máquinas de Enduro “race-ready” de 2015, la revista Mountain Bike Rider ha designado a la nueva Giant Reign 27.5 como la ganadora de la prueba. Adelantando a las otras dos finalistas en su categoría, la Reign 27.5 ha conseguido la puntuación global más alta.

“La nueva Giant es la mejor bici de toda la prueba y es sin duda la Reign más impresionante conocida hasta ahora”, escribieron los redactores de MBR. “Ya sea montado sobre un telesilla en los Alpes, en la línea de salida de una etapa de las Series Mundiales de Enduro, o saliendo a volar por algún acantilado cortado a cuchillo, sería la primera bici que elegiríamos. La suspensión trasera de la Giant es simplemente excepcional, la bici es juguetona y estable y, lo que es más importante, es tremendamente rápida y divertida. Es bastante extraño que después de un test a fondo no identifiquemos elementos a mejorar en la suspensión, pero en esta ocasión no tenemos nada que objetar al rendimiento del Sistema Maestro de la nueva Giant Reign 27.5 1. Es realmente impresionante”.

Para saber más sobre esta prueba a la nueva Reign 27.5, no te pierdas la prueba completa en la web de Mountain Bike Rider.

Giant-Defy-seatpost

D-Fuse: una nueva dimensión en la flexibilidad del cuadro

Giant-Defy-Advanced-ISC   PastedGraphic

La gama de gran fondo de Giant –Defy- no para de recibir elogios de la prensa especializada internacional. Ya sean los modelos en carbono -Advanced SL, Advanced Pro y Advanced- o en aluminio –Defy- , son bicis que sorprenden favorablemente a todo aquel que tiene la oportunidad de probarlas. Tanto por su calidad de rodadura como por su excelente balance entre rendimiento, comodidad y seguridad.

Una de las tecnologías que ofrece la gama Defy que la diferencia por completo de sus competidoras es el sistema D-Fuse. Un prodigioso sistema de ingeniería que lleva la flexibilidad del cuadro a una nueva dimensión.

La tecnología D-Fuse, desarrollada por Giant tras numerosos estudios, dota al cuadro de la suficiente flexibilidad –hasta 12 mm- para que sea capaz de absorber las vibraciones del terreno, reduciendo así la fatiga del corredor en una bici orientada a pasar muchas horas sobre ella.

Esta tecnología inicialmente se desarrolló para el modelo TCX de Ciclocross, en la búsqueda de una gran rigidez para la eficiencia del cuadro, pero buscando también un mayor grado de absorción sin comprometer esta eficiencia. En Giant tuvieron claro que la única forma de conseguir esto era a través de la tija del sillín, y así nació el D-Fuse.

En palabras de Jon Swanson, manager de la sección de carretera de Giant Global, “cuando trabajabamos en el diseño de la Defy sabíamos desde el principio que había que deshacerse de la tija vectorial en una máquina de gran fondo. Por eso el D-Fuse fue la elección obvia. En realidad, trabajando con la TCX, siempre supimos que el desarrollo del D-Fuse terminaría aplicándose también sobre la Defy”.

“La razón principal por la que elegimos el diseño D-Fuse sobre cualquier diámetro de tija redondeado fue por la comodidad. Gracias al moldeado del D-Fuse obtenemos mayor confort que con las tijas tradicionales de 27.2, 30.9 o vectoriales. En nuestras pruebas estáticas la diferencia es muy notable. Además, gracias a este moldeado la flexión lateral es inexistente. Somos capaces de controlar la flexión en una dirección específica, y esto es algo imposible de conseguir con un diámetro de tija redondeada”.

Esta tecnología se encuentra en la gama Defy en dos diferentes niveles: D-Fuse y D-Fuse SL, esta última integrada en el diseño del cuadro, con lo que se consigue además una reducción del peso global del mismo.